martes, 7 de mayo de 2019

CONSEGUIR LA PAZ EMPEZANDO POR MÍ


Testimonios y reseña de Taller de Capacitación para nuevos facilitadores en Zacamil, San Salvador, 3-5 de mayo de 2019


Todo taller PAV contribuye a la formación integral de quienes participan, facilitar un taller para nuevos facilitadores es un desafío que nos anima a dar lo que hemos recibido de alguna manera en los espacios privados y públicos en los que nos desenvolvemos, al mismo tiempo somos también retados a ser coherentes y consecuentes para vivenciar la Paz en medio de un ambiente de violencia.


Practicar y reconocer los principios del Poder Transformador en nuestras vidas, nos ayuda a contribuir para que nuestras vidas, familias, comunidades, comunidades de Fe, municipios, país, región y mundo sean lugares mejores para vivir, tener la posibilidad de servir y demostrar con el ejemplo que podemos cambiar para bien.


A continuación tenemos el agrado de compartirles los testimonios de las personas que participaron en este Taller de Capacitación, ¡que también ahora son miembros del Equipo Facilitador de PAV El Salvador!:


Aprendí a ser un facilitador, dar el corazón, me gustó todo, dinámicas, aprender a hacerlas y poder participar. Ha significado mucho porque he aprendido a desarrollarme como líder y eso hace que ponga más espero en seguir adelante, es algo que he esperado mucho aprender, pero sé que fue en el tiempo de Dios.

Aprendí el arte y la disciplina de facilitar, planear cada sesión. Me gustaron el dinamismo, la transparencia con la que los facilitadores dirigieron el taller, la comida. Este es el taller que estaba buscando (pronto) es mi deseo poder facilitar y agarrar experiencia.


Aprendí a trabajar en equipo, a escuchar la opinión de cada uno, me gustó la participación que tuvimos como facilitadores. Me va a ayudar muchísimo en mi vida cotidiana, el Poder Transformador.

Aprendí a planear, ser flexible, conocer a mi equipo, me gustó que todos me recibieron con cariño. Han sido una comunidad paciente y amigable en las diferencias de lenguaje y cultural, los jóvenes me dan esperanza, los adultos me animan a seguir.


Aprendí a enseñarles a otros y aprendí más del Poder Transformador, me gustó todo literal. Significó para mí trabajar en equipo, la enseñanza del Poder Transformador.

Aprendí a ser facilitador de PAV y querer ponerlo en práctica, me gustó que estuvo muy bien organizado y ejecutado. Siempre una experiencia transformadora. Ha significado un paso (logro) hacia adelante en el proceso de crecimiento personal y un poco hacia adelante para ayudar a otros.


Aprendí a escuchar, me gustó la unidad porque me sentí importante para la comunidad, gracias a todos por ayudarme. Me siento animado, ¡gracias Espíritu Santo!, ¡gracias facilitadores!, ha sido para mi una experiencia muy bonita.

Quiero enseñar, no quedarme con lo que aprendí. Aprendí muchísimo de todas y todos. Dios me cambio en este taller.


Aprendí a trabajar en equipo, pensar en los detalles y ser creativa, me gustaron los sociodramas por que nos sacaron de nuestra zona de confort. Me lleno de gratas experiencias y el aprendizaje  del Poder Transformador se ha comprendido por completo y ahora lo traeré a mi vida con más profundidad.

Aprendí a salir de mi zona de confort y esperar lo mejor, me gustó todo en general y que pudieran aclararme muchas dudas. Este taller ha significado poder dar un paso más grande para poder conseguir la paz empezando por mí.


El compartir lo Bueno, todo aquello que nos ha impulsado a realizar y poner en práctica los Valores y Principios del Poder Transformador es una experiencia muy gratificante, ya que estamos comprometidos con la causa de la Paz desde nosotros, la cual nos llevan a realizar acciones que al mismo tiempo nos hacen validar mucho más la Vida desde nuestras Vidas, Familias, Comunidades, Comunidades de Fe, Países y Mundo.

Nuevamente como Equipo Facilitador expresamos nuestros más sinceros y especiales agradecimientos a Friend Peace Teams – Peace Building Las Américas, Equipo Pastoral de Iglesia Comunidad de Fe y Adoración por haber hecho posible este taller, también una mención y felicitación muy especial a las personas participantes, quienes tienen la oportunidad de servir junto a nosotros en espacios donde se necesita de Paz, ¡bienvenidos al Equipo Facilitador!


Por El Equipo Facilitador,


Antonio Salomón Medina Fuentes, Coordinador Nacional de PAV El Salvador

miércoles, 17 de abril de 2019

SEGUIR ADELANTE TRANSFORMANDO VIDAS


Testimonios y reseña de Primer Taller PAV Avanzado en Cárcel de Apanteos, Santa Ana, El Salvador, realizado los días 3 y 4 de abril de 2019

Todas las personas pueden tener la oportunidad de cambiar y reivindicarse, muchas veces se considera que esto es demasiado tarde, más que todo cuando ya se está cumpliendo algún tipo de pena, aparte de ello, existen estigmas alrededor de este entorno, donde se ven con prejuicios y desprecio a las personas que están internas en una cárcel.

Regresar y darnos cuenta que ha habido algunos cambios interesantes y significativos que han ayudado en las vidas de los internos, es algo muy gratificante, que nos motiva a continuar en todo lo que realizamos para contribuir al fortalecimiento de una Cultura de Paz y la No-violencia en medio de sectores vulnerables, excluidos –y algunas veces hasta olvidados– como son las cárceles de Nuestro País.

El tema que definimos con este interesante grupo de internos fue:

Un dialogo en función de la No-violencia en las relaciones humanas

¡Un excelente y desafiante tema!, teniendo así la posibilidad de ir encontrando las respuestas a algunas necesidades que los internos de este centro penitenciario tienen actualmente, lo cual lo evidencian algunos de los testimonios que compartimos a continuación:

Es totalmente y sin duda alguna una experiencia para vivir la vida plenamente bien, sin maldad, recodando lo bueno que puedo dar a los demás sin esperar nada nada a cambio y siempre esperando lo mejor de los demás y dar siempre lo mejor de mí. ¡Dios les bendiga a los 4 fantásticos!

Bueno, lo que yo aprendí de este taller es tener en cuenta el dialogo para poder resolver un conflicto sin violencia, lo que quiero poner en práctica es seguir cambiando mi actitud lo que conforme al programa PAV, excelente programa es de seguir adelante transformado vidas a través de él, bueno mi testimonio es que por medio de este programa PAV he podido comprender que uno puede reaccionar antes de actuar, es decir, se puede resolver un conflicto sin violencia, o sea pensar en lo positivo y desechar lo negativo.

Aprendí a trabajar en equipo, el compañerismo, respetar a las personas pequeñas y grandes, me gustaron las dinámicas porque es divertido y me olvido de todo lo que me hace daño psicológicamente, quisiera que nos dieran más tiempo para aprender más. Para mi este taller es excelente porque me ha ayudado a poner en práctica los valores y también me ha ayudado para poder resolver los problemas e la mejor manera.

La verdad este taller nos ha enseñado muchos valores para poder afrontar cualquier conflicto o problema que nos encontremos, siempre siendo positivos, lo que me gustó es que nos ensaña a respetar a todos, a actuar sabiamente para no cometer errores. A mí me encantaría enseñar a los demás internos. Para mí el taller ha sido una gran oportunidad de aprendizaje, siempre y cuando cultivando valores he logrado definir que en cualquier problema siempre tenemos o debemos tener un dialogo para resolver todo conflicto, ¡gracias por impartir el programa acá dentro del penal y sector!

Una de las cosas que aprendí y voy a poner en práctica es resolver cualquier problema por medio del dialogo y no con la violencia, pensar antes de actuar para poder hacer bien a los demás en el futuro. Mi testimonio es que gracias a al taller PAV he podido relacionarme más con mis compañeros y a respetarlos y poder ayudar a los demás sin esperar algo a cambio.

Aprendí a pensar antes de actuar y saber valorar y a mis amistades y la empatía para poder darles un buen consejo a mis amigos, me gustaron las afirmaciones susurradas, porque me acordé de lo que mis padres cuando me aconsejaban. Me ha ayudado a recuperar los valores perdidos y a recordar nuevamente los consejos que mis padres me daban cuando estaba pequeño y poder controlar las emociones y estoy agradecido con los talleres PAV ya que nos han venido a dedicarnos tiempo y me ha ayudado a mi vida para no ser como antes era.

Lo que aprendí es a respetar al prójimo y pensar antes de actuar, me gustó el respeto, las dinámicas, la unión, la convivencia, me gustó porque esa algo sano y divertido y me enseña buenos valores, bueno pues comentar que asombrado porque es un taller adecuado para mí porque yo he sido muy impulsivo y esto me ha ayudado a controlar mis impulsos. Para mí el taller ha significado algo muy valioso porque doy testimonio que me siento como nuevo porque antes yo era una persona agresiva, incomprensible y hoy después de estar en este taller he aprendido a pensar antes de actuar y poderme en los zapatos de los demás.

Lo que aprendí fue la empatía, ya que me pongo en los zapatos de otras personas y siento el dolor que esa persona vive y le ayudo con un buen consejo positivo, pensar antes de actuar, respetar al prójimo, amar al prójimo. Lo que me gustó fueron las afirmaciones susurradas, ya que me acordé de mi mama cuando me decía consejos y cosas lindas y tiernas. Este taller es lo mejor que he vivido en este penal, ya que me ha ayudado a recuperar valores que había perdido y a poder controlar emociones, estoy agradecido con los talleres PAV que siempre piensan en ayudar al prójimo para poder vivir en paz, me ha ayudado en mi vida para no ser lo que era antes.

Lo que aprendí es como enfrentar las emociones fuertes. Lo que me gustó fue la escalera: calma, molestia, enojo, ira y furia, porque son conceptos que todos tenemos y poco los que podemos controlar pero con la ayuda de ustedes al menos yo hoy se cómo por lo menos poder reaccionar. Primeramente le doy gracias a Dios y luego a ustedes por traer este programa a este centro penal y compartirlo con nosotros, ya que yo por medio de ustedes he aprendido muchas cosas en especial a ser tolerante, respetuoso, a trabajar en equipo, dialogar en público, ya que en ello soy penoso pero ustedes me han ayudado a cómo hacer la diferencia en especial a convertir lo negativo en positivo, gracias, Dios les bendiga.

Aprendí a respetar a mis compañeros internos, no faltar al respeto a ningún cuerpo de seguridad y buscar el dialogo para evitar la violencia, escuchar a los compañeros, estoy agradecido con los 4 facilitadores por tomarnos en cuenta y dando gracias a Dios y que les abran puertas para el taller PAV para que ingresen a otros centros penales. En realidad cuando yo me encontraba sin salida, sin ánimos en este sector, Dios les abría las puertas a 4 maestros excelentes por lo cual habían valores que habíamos olvidado para ellos y los que nos enseñan cómo recuperar lo olvidado me ha enseñado que tengo que pensar antes de actuar, porque toda persona tiene derecho a no ser agredida y me ha enseñado a amar al prójimo.

Aprendí el respeto, la paciencia, como solucionar un problema sin violencia, de verdad significa mucho, hay cosas que son inesperadas, hubo una reunión de 8 personas donde nos dijimos frases muy bonitas que por mucho que quise no pude detener mis lágrimas, de verdad les agradezco al equipo PAV y les doy las gracias a cada uno: Salomón, Mario, Larry y Miguel, que Dios derrame ricas bendiciones en sus vidas por todo lo que han hecho con nosotros, tuviéramos la oportunidad, yo les daría un regalo, un presente, pero no puedo, solamente queda decirles gracias, gracias, que Dios les bendiga a sus hijos y esposas, de veras no hay palabras más sinceras que estas, gracias a todos.

Hay muchas cosas que he aprendido, muy valiosas para mi vida, como la empatía y el consenso que me dejan una enseñanza y que debo ponerlas en práctica, me gustaron muchas cosas, pero en particular me llamó la atención la empatía, porque debo de aprender a comprender a mi prójimo. Este taller me ha hecho reflexionar muchas cosas que antes yo hacía mal, como por ejemplo: me daba mucha ira y enojo con mis demás compañeros por problemas que se dan siempre aquí, pero es algo normal, pero con la ayuda del programa impartido por PAV he decidido cambiar mi forma de ser y de pensar hacia los demás y poder buscar la mejor solución a mis problemas.

Nuevamente como Equipo facilitador, nos sentimos muy agradecidos por esta valiosa oportunidad de poder servir a los internos considerados los inestables emocionalmente, con quienes tuvimos el enorme privilegio que nos compartieran sus vidas y situaciones y de cómo PAV les ha ayudado y les continuará ayudando en medio de todo lo que ellos viven.

Por el Equipo Facilitador,

Antonio Salomón Medina Fuentes, Coordinador Nacional de PAV El Salvador

martes, 9 de abril de 2019

CUANTO LO NECESITAMOS COMO SALVADOREÑOS


Testimonios y reseña de Taller de Recuperación de Trauma en Zacamil, San Salvador, 30-31 de marzo de 2019


El tener espacio para hablar de los orígenes del trauma y al mismo tiempo detectar las conductas traumáticas que de alguna forma manifestamos, es algo que nos ayuda a encontrar el camino para el autoconocimiento y superar las situaciones que nos han impedido crecer como personas.

La idea no es solamente hablar y obtener conocimiento acerca del trauma, lo esencial es superar con madurez las situaciones traumáticas que hemos enfrentado en algún momento para salir adelante en medio de ellas e intentar sobreponerse en medio de todo un entorno marcado por la venganza y la vergüenza, sin importar la edad.


A continuación compartimos los testimonios de las y los participantes de este taller:

Aprendí es que no solo tengo traumas pero puedo superar poniendo de mi parte para controlar mi modo de solucionarlos antes de actuar, estuvimos muy unidos como familia y compartimos en todo, gracias por estar con nosotros espero que esta enseñanza no se olvide, me gustó que los jóvenes compartieran con nosotros los adultos, ¡Shalom!

Es esperar lo mejor y poner en práctica todo el Poder Transformador, personalmente me permitió expresar mis sentimientos, mis penas y mis traumas, me ayudó a comprender muchas cosas tanto personales como de otras personas, le doy gracias a las personas que facilitan estos talleres.

Aprendí los valores, me gustaron las dinámicas, la verdad tiene significado este taller.

Aprendí que el Poder Transformador se puede usar en toda situación, para mí un cambio de pensamiento y comprender que no solo yo tengo problemas y al resolver problemas usar el Poder Transformador.

Aprendí a reflexionar antes de actuar, a saber escuchar, todos los tiempos estuvieron muy interesantes, recordar a personas muy queridas con las que viví y compartí mi vida, también valorar lo que tengo, que Dios me ha dado.

La verdad tiene mucho significado para mí esto, cada cosa que me enseñaron es buena para mi vida, me va  a servir, hay que ponerla en práctica el Poder Transformador, eso me transforma como persona si lo pongo en práctica cada día, en cada uno de los lugares donde estoy.

Aprendí en este taller a esperar lo mejor en mi vida, a través del tiempo he aprendido a vivir mi vida de una manera diferente, siempre al lado de Dios, pero siempre me he preguntado por que Dios permitió la muerte de mi padre y de eso dependió muchas frustraciones a mi vida, con este taller he dejado que en un 50% el soltar a mi padre pero aún no un 100%, seguiré pidiendo ayuda a Dios para que recuerde pero que ya no duela.

Aprendí a pensar antes de actuar, respetarme a mí y a mi prójimo, esperar lo mejor, ser reflexiva en todo y hacer descarga emocional primero con Dios, me gustó compartir experiencias, dinámicas, actuaciones porque es lindo compartir, nos fortalecemos como hermanos, me ha demostrado que todo trauma puede ser superado, que independientemente nuestra edad o genero padecemos dolencias emocionales, fue liberador, objetivo, demostrativo de lo que padecemos y cuanto lo necesitamos como salvadoreños.

Nuevamente como Equipo Facilitador nos sentimos muy contentos y privilegiados por haber compartido con estas personas, contribuir a su salud mental, la de sus familias e incluso de su entorno comunitario y eclesial, así como también encontramos el camino de la sanidad.


Por el Equipo Facilitador,

Antonio Salomón Medina Fuentes, Coordinador Nacional de PAV El Salvador