viernes, 7 de diciembre de 2018

SACAR AQUELLO QUE ME PESABA EN EL CORAZÓN


Testimonios y reseña del Taller de Recuperación de Trauma en Zacamil, realizado los días 16 al 18 de noviembre de 2018


Nuestro País necesita un proceso de Reconciliación, esto de manera equilibrada entre las generaciones que vivieron el conflicto armado y las emergentes, por ello es de suma importancia facilitar un espacio en el que se potencie este proceso para así contribuir de forma intencionada a la Paz en El Salvador.

En el caso de realizar un taller de Recuperación de Trauma en donde se consideran diferentes edades desde adolescentes, jóvenes y personas adultas, asumimos como Equipo Facilitador el reto de fortalecer sus vidas, capacidades y habilidades para encontrar para buscar y encontrar el camino de forma más intencionada.


A continuación compartimos los testimonios de las personas que participaron en este taller:

Aprendí que los procesos de sanidad son posibles y toman el tiempo necesario, me gustó la sencillez de los facilitadores porque te guían con amor. Un antes y un después de ahora en adelante sabré lidiar con mis propias heridas de una manera más organizada y efectiva.

Lo que he aprendido es a ser más tolerante con las personas, controlar mis emociones fuertes y me he podido desahogar con algunas cosas y eso me alegra, me gustaron las dinámicas porque convivimos juntos, los grupos de apoyo porque nos hacían reflexionar algunas cosas y las demás actividades. Este taller ha sido algo muy bonito en mi vida, he aprendido muchas cosas nuevas como formas de desahogarme y ser una mejor persona y dar lo mejor cada día con la ayuda de Dios y mi familia.

Aprendí a sacar aquello que me pesaba en mi corazón y mi cuerpo, me gustó todo porque cada sesión era para aprender algo nuevo en mi vida, un comentario importante es que deben continuar dando estos talleres adonde se requiera y darlo con la misma pasión con la que lo hicieron aquí, me ha ayudado a dejar libre aquello que no había hecho en el pasado, a creer que no solo yo tengo problemas emocionales, gracias por invitarme y ser parte de este grupo, me sentí en familia.

¡Soy libre!, aunque sé que mi familia haya partido, sé que tengo mucho camino que recorrer, me gusto saber que no solo yo tengo problemas sino que todas las personas pasamos por eventos similares. Me ha hecho reflexionar, desde mi primer taller a esperar lo mejor tanto de mi como de los que me rodean, me ha ayudado de una manera sorprendente, gracias por pensar en mí.

Aprendí que todos tenemos traumas aunque en diferentes dimensiones y que es necesario enfrentarlos, me gustó que pude expresar lo que pensaba sin temor a ser juzgado, todas las dinámicas bastante bien elaboradas. Al principio pensaba que no tendría traumas que me ataran, pero descubrí que había muchas cosas guardadas en mí que no me permitían continuar.

El Poder Transformador me ayudó a controlar mi estrés o mi furia, me gustaron las dinámicas porque me hacen reír y aprender, convivir con otras personas, escuchar historias tristes de las otras personas y ayudar.

Aprendí a desahogarme y a que necesito tener tiempo para mí, pero sin descuidar a los demás, no dejar de escucharlos. Me gustó la confidencialidad y la alegría de todos, me gustó la silla vacía y las dinámicas o el poder hablar en grupos pequeños con gente de confianza, este taller me gustó mucho, sentí que me volví a encontrar conmigo mismo y a tener una conexión o una comunión más de cerca con Dios, aprendí que no solo yo tengo problemas, todos los tenemos y necesitamos sacarlos.

Aprendí muchísimas cosas, como saber tratar a las personas en un estado de conflicto y me gustó la enseñanza, las técnicas para poder relajarme, saber valorarme a mí mismo, que si tengo valor y respetar a los demás en cualquier situación.

Aprendí a pensar antes de actuar, me gustó el apoyo total que recibí porque me hace feliz, me sentí de lo mejor, gracias a Dios porque estuve con personas que tenía tiempo de no tomar café con ellas y ha sido el grupo muy unido conmigo, gracias a Dios.

Aprendí el auto-cuido, las maneras de manejar el estrés, honrar a quienes ya se fueron, el Poder Transformador, me gustó la comida, la manera de dar las capacitaciones y hacerlo dinámico, los grupos de apoyo, la libertad de hablar sin ser juzgado. Significó un cambio de pensar, de darme cuenta a través del taller que tengo traumas, que no soy el único y que existen maneras de afrontarlos. Agradecido de la oportunidad y la experiencia.

Aprendí a que la dificultad en la superación sea más fácil, aprendí a como descubrir el conflicto real, me gustó el compañerismo, formas de aplicación de los principios del PAV, aprendí a buscar salidas sin agresividad. Sigan impartiendo estos cursos, ya que hay cientos de hogares que buscan este tipo de ayuda terapéutica (EFECTIVA). Para mi este taller ha sido una liberación de penas del pasado, además de una herramienta de valor incalculable para mi ministerio.

Aprendí a respetarme a mí mismo, tener compasión del prójimo, me gustaron las dinámicas, no se usa la violencia, significa no usar la violencia.

Aprendí en escucha en 4 partes, saber escuchar y poder poner mi atención completa, me gustó la silla vacía, porque me ayudó a recordar y poder decir lo que quería escuchar de esa persona y el homenaje que hicimos, me gustaría poder llevar este taller a mi instituto, ha sido muy importante porque me ha mostrado que quizá no con gran magnitud pero hubo trauma en mí y ver que no solo yo estoy en esa situación.

Es digno reconocer que para alcanzar la Paz, es necesario atravesar un proceso que implican: Justicia, Perdón y Reconciliación, desde lo intimo o privado, pasando por lo familiar, comunitario, eclesial, nacional, regional y planetario, esto con el fin de contribuir a los ideales de construir un mundo mejor.

Como Equipo facilitador nos sentimos muy agradecidos por haber contribuido en la búsqueda del Perdón, la Reconciliación y la Paz en cada una de las vidas de este interesante grupo, en donde había personas que están en proceso de recuperación en lo que respecta a algunas adicciones y violencia, destacando así que todas las personas participantes tuvimos la oportunidad de encontrar de alguna forma la sanidad interior la cual puede ayudarnos a contribuir a la sanidad colectiva.


Por El Equipo Facilitador,

Antonio Salomón Medina Fuentes, Coordinador Nacional del Proyecto Alternativas a la Violencia El Salvador

viernes, 30 de noviembre de 2018

BUSCAR UNA SALIDA NO-VIOLENTA


Testimonios y reseña del Taller PAV Básico en Zacamil, realizado los días 9 al 11 de noviembre de 2018

Recientemente tuvimos la oportunidad de estar con un grupo bastante peculiar, en donde pudimos hacer comunidad con ellas y ellos, en especial por ser tan variado e interesante, con sus propias situaciones personales, familiares y comunitarias, que reconocen que necesitan ayuda y la mejor manera de obtenerla es de forma vivencial, ésta en si es la mejor manera de seguir adelante de forma resiliente e intentar ver las circunstancias desde otro punto de vista mucho más claro y optimista.


A continuación damos a conocer los testimonios de las personas que participaron en este taller:

Aprendí que hay posibilidad de buscar una salida no-violenta a los conflictos de la vida, me gustaron los temas, porque son sencillos y fáciles de entender. Este taller representa un nuevo comienzo, una nueva etapa, un renacer, una nueva vida sin violencia.

Aprendí el Poder Transformador, me ayudó mucho, me gustó el sociodrama y las dinámicas. El Poder Transformador y el sociodrama son los mejores, ¡muchas gracias!


Aprendí a no actuar con violencia, aprendí a saber escuchar, soy capaz de transformar mi carácter con el poder del Espíritu Santo, el amor de Dios al usar al pastor para estar en este presente taller, ya que Dios es de oportunidades y debo aprovecharlas al máximo.

Aprendí el Poder Transformador, mensajes responsables, respuestas rápidas, a controlar mi enojo, me gustaron los nombres positivos, las dinámicas porque nos divertimos juntos, sociodramas porque pudimos resolver un conflicto, las acogidas por que escuchamos las preferencias de los demás. Lo que ha significado para mi es que he aprendido a convivir con las personas, me ha tranquilizado mi enojo y me he divertido mucho.


En particular, primero pensaré aplicarlo a mi vida y entorno, como docente puedo orientarlo a comunidades para que apliquen los principios y minorizar la violencia, me ha enseñado a actuar de forma rápida para evitar la agresión. Ha sido un bálsamo, porque al confrontar ciertas acciones me han hecho pensar que existen otras alternativas antes que la violencia, sobre todo la prevención.

Aprendí a no ser una persona violenta, ya que la violencia no nos lleva a nada bueno, lo que me gustó fue el Poder Transformador, nos enseña cómo actuar, pues me servirá para ponerlo en práctica en la casa donde me encuentre.


Todo ser humano atraviesa ciertos procesos en su vida, debido a ello nadie puede ser juzgado a la ligera, cada persona busca superar sus cuitas de alguna forma, por lo que nos complace saber que este taller sirvió como parte de ese proceso de vida para continuar y seguir delante de manera más justa y responsable.


Como Equipo facilitador nos hemos sentido muy contentos en poder servir a estas personas quienes que están presentes y se desenvuelven en diferentes espacios donde su liderazgo es importante y necesario en cuanto a la transmisión de vida a nivel personal, familiar y comunitario.

Por Equipo facilitador,

Antonio Salomón Medina Fuentes, Coordinador del Proyecto Alternativas a la Violencia El Salvador

viernes, 23 de noviembre de 2018

RESPIRAR OTRO AIRE DE LIBERTAD


Testimonios y reseña de Segundo Taller PAV Básico en Cárcel de Apanteos, El Salvador, realizado los días 31 de octubre y 1 de noviembre de 2018


Continuando con el sueño de servir, como Equipo Facilitador de PAV El Salvador tuvimos el privilegio de entrar por segunda vez a la cárcel con el objetivo de compartir y convivir con los internos y contribuir a la Paz y la Reconciliación en el Centro Preventivo y Cumplimiento de penas de Apanteos en Nuestro país El Salvador.

Cada actividad, ejercicio y experiencias compartidas, nos ayudan a comprender mucho mejor tanto la situación personal, familiar y penitenciaria de cada interno, para así poder servirles de forma mucho más enfocada en cuanto a ver la vida de una forma mucho más consiente, esto nos lo reflejan los testimonios que a continuación compartimos:

Aprendí las Bases del Poder Transformador en nuestras vidas, me gustaron las dinámicas porque son muy divertidas, espero cambiar mi personalidad en el futuro, gracias al taller PAV ya que espero aplicarlo con mi familia y mis compañeros internos para que sea de mucha ayuda en mi vida cotidiana y a la vez a los demás que es… El Poder Transformador, ¡gracias por su apoyo PAV!


He aprendido a reflexionar al prójimo y a mí mismo, al mismo tiempo aprendí a esperar algo mejor y tratar de prevenir la violencia, me gustó las dinámicas y el trabajo en equipo también me gustó poder estar fuera de esa celda por un par de horas porque se puede respirar otro aire a libertad, para mi este taller a significado mucho ya que en este corto tiempo de dos días aprendí a pensar distinto con la ayuda del Poder Transformador y poder practicar lo que he aprendido en un futuro aquí en el centro penal con la ayuda de este taller y la ayuda de Dios seré una persona distinta y poder triunfar. We need the program.

Aprendí a respetarme a mi prójimo y a pensar antes de actuar o decir algo, me gustaron las dinámicas porque nos ayudan física y mentalmente, este taller me ha traído a la mente cosas que yo solo no las hubiera aprendido por ejemplo: me ha ensañado a mantener la calma cuando estoy enojado, también sé que cuando haya un problema con otro interno, utilizar el Poder Transformador y así podemos cambiar ideas buenas por malas.


Primero darle gracias a Dios y al programa PAV por enseñarnos los principios básicos de la no-violencia y aprendí a compartir con mis compañeros y lo que quiero poner en práctica es pensar antes de actuar y respetar y cuidar al prójimo, lo que me gustó fue que aprendí a compartir en grupos y nos enseñaron los valores para llevar una vida sin violencia, para mi este programa ha sido muy valioso porque yo quizás nunca había estado en un programa PAV, puedo poner en práctica lo que es el PODER TRANSFORMADOR y espero tener una vida mejor y compartir con mis compañeros lo aprendido.

Aprendí que un mínimo gesto o actividad puede ejercer grandes logros (que bueno es pensar diferente), quiero poner en práctica hacer la diferencia y pensar siempre positivamente, fe y adelante, me gustó el respeto hacia los demás, que es un buen hábito y tiene un mejor mañana, puedo asegurar que es de gran efecto para mi vida, ya que puedo darme cuenta que no doy una persona más sino que hay en mi: talento, éxitos y mucho más. “Bendiciones”.


Aprendí una manera de convivencia distan de la rutina diaria que me ayudará a aplicarla para llevarme bien con mis demás compañeros y demás personas de la sociedad, sabiendo amar al prójimo y cuidarlo, respetarme a mí mismo y respetando a los demás. Me gustó toda la actividad que se realizó desde su comienzo hasta su final porque todo es un conjunto de valores aptitudes y actividades que al ponerlas en práctica en la vida se obtiene una auto-realización perspicaz… a pesar de pasar tanto tiempo con mis compañeros internos, no había conocido como eran, ahora empiezo a conocerlos de una manera distinta y apreciar su presencia porque aprendo de ellos y ellos de mí, de esa manera conocer este taller me ha llenado de energía para seguir adelante y ser una mejor persona cada día, aplicar todos estos consejos y valores para tener una vida más plena, si creo en el Poder que Transforma, todo esto es fantástico, gracias a Dios, a las autoridades y al equipo facilitador por hacer posible todo esto.

Aprendí a trabajar en grupo y con mucho entusiasmo y espero poner en práctica los valores y lo negativo cambiar a positivo, la participación de mis compañeros y los vértices o maestros para enseñar en especial pensar antes de actuar y decir no a las drogas y al alcohol, porque por eso estoy aquí. Lo que significa para mi este taller es más oportunidades para mis compañeros y en especial para mí, y que me ha ayudado mucho en mi diario vivir porque he aprendido principalmente a dejar la pena a un lado, aprender a trabajar en equipo, a participar, gracias primeramente a Dios y a las personas que nos han impartido este programa.



Aprendí mucho, pensar antes de actuar, amar al prójimo, respetarme a mí mismo, saber escuchar, relacionarme con mis amigos, buscar una solución no-violenta a los problemas, valores, saber hablar sin lastimar a nadie, me gustaron las dinámicas y los juegos, ya que me recordé cuando era niño y se siente como el Poder Transformador te transforma, para mi este taller es lo mejor que ha llegado a mi vida, ya que gracias a esto voy a vivir de manera feliz, sin problemas violentos porque en caído en la cuenta y reflexionar para no cometer errores y aquí estoy aprovechando el tiempo en algo que al salir de aquí voy a ayudar a la sociedad, a mi familia como me ha ayudado el Poder Transformador.

Aprendí a respetar a otros, trabajar en equipo, a escuchar los diferentes puntos de vista de mis compañeros acerca de experiencias vividas, similares a la mía, me gustaría poner en práctica todos los valores positivos para lograr la armonía dentro de esta cárcel, me gustó la manera en que desarrollan las prácticas de los valores porque sale de lo común, porque no es un programa como los otros de aquí, combinan el humor con las cosas serias e importantes para cambiar realmente nuestra manera errónea de pensar y encontrar la paz, felicidades, agradecerles por el tiempo impartido, ¡sigan así!, significa mucho, me ha ayudado a pensar positivo para cualquier clase de problemas y que si podemos y si queremos cambiar algo en nuestras vidas es de comenzar ahora poniendo el juicio en uno mismo, aceptando las críticas constructivas, saber escuchar, saber interactuar con los demás.


Lo que aprendí es sobre los valores y sobre el Poder Transformador, sobre respetar al prójimo como a mí mismo y pensar antes de actuar, no dejarme llevar por la ira, respetarme a mí mismo para poder respetar a los demás, sin faltar el respeto tanto para uno como para el compañero, lo que más me gustó del programa es la convivencia con los amigos, compartir valores y sobre todo las dramatizaciones porque son cosas que pasan en nuestro vivir aquí y cuando estemos en un problema no usar la violencia, la violencia genera más violencia por eso es de ensañar el Poder Transformador, la verdad estos días siento que he aprendido muchas cosas que como seres humanos no tenemos paciencia y pues a mí me fue de mucha ayuda para poder escuchar a los demás y que no toda la vida se solucionan los problemas con gritos, palabras soeces o violencia, siempre existe el dialogo.

Lo que he logrado aprender es que con el Poder Transformador podemos poner en práctica los valores para ser diferente el mañana poniéndolo en práctica con nuestras familias como en la sociedad, lo que me llama bastante la atención de este taller es que también que cada uno de nosotros veamos diferentes las cosas, que ya no las veamos como antes porque en muchas acciones nosotros solamente hemos actuado sin importar las consecuencias y dificultades antes de los problemas, para mí el taller ha sido algo bueno, porque en cada sesión he logrado tener convivencia con todos mis compañeros y analizar los conflictos que uno ha acarreado por actuar sin un consejo.



Lo que aprendí es a respetar al prójimo, a tener paciencia, a ser tolerante y sobre todo buscar una solución no-violenta a mis problemas, me ha gustado mucho convivir con los demás compañeros la enseñanza que nos trae el taller PAV para poder dejar lo negativo y la violencia, me ha gustado bastante porque he aprendido cosas nuevas, este programa está EXCELENTE, pues la verdad estoy muy agradecido por haber dedicado tiempo hacia mí, he aprendido valores muy importantes que estoy seguro que me servirán para toda la vida, así que gracias de nuevo y que… Dios los bendiga.

Esta segunda experiencia ha sido muy grata y llena de satisfacciones con este interesante grupo, nuevamente expresamos nuestro más sincero agradecimiento a las autoridades del centro penitenciario que nos permitieron servirles compartiendo este taller PAV básico, además agradecimos a todas aquellas personas que nos han apoyado de una u otra forma.

Por el Equipo Facilitador,

Antonio Salomón Medina Fuentes, Coordinador Nacional del Proyecto Alternativas a la Violencia El Salvador